Inteligencia Artificial versus Inteligencia humana

Inteligencia Artificial versus Inteligencia humana

Durante los últimos años se han popularizado los dispositivos móviles inteligentes, las redes sociales y el Internet de las Cosas. Esta tecnología genera cada día 2.500 millones de gigabytes de datos. Esto es la misma cantidad de información que si repartiéramos 170 periódicos cada día a cada mujer, hombre o niño de este planeta.

Toda esta información –en todos los formatos: vídeo, audio, texto en libros, en posts, en blogs, en redes sociales, en bases de datos de empresas, en sensores en la calle…- requiere de herramientas analíticas capaces de analizar su enorme cantidad y variedad de formatos. Esto es solo posible con la computación cognitiva. ¿Por qué? Porque hasta ahora los sistemas tradicionales -potentes herramientas de cálculo- solo podían analizar la información estructurada y almacenada en las enormes bases de datos empresariales. Con la computación cognitiva la nueva era comenzó. No hay vuelta atrás. En algún momento de estos últimos años la humanidad fijará el punto de inflexión, y habrá un antes y un después en la relación entre los seres humanos y las máquinas pensantes.